El lider de perfil bajo

Desde estas líneas, gracias a AJE Málaga y todos los que hacen posible esta publicación, los jóvenes empresarios tenemos la oportunidad de expresarnos sobre temas que nos preocupan, sobre cuestiones que nos pueden hacer mejorar como profesionales, como empresarios o incluso como personas. En esta ocasión tengo la oportunidad de escribir sobre un tema que me ha causado más de una acalorada y enriquecedora conversación con expertos en la materia, se trata del “liderazgo”. Es un tema del que tengo más preguntas que respuestas, pero también supongo que muchos la consideramos una de las principales cualidades del empresario.

Si ustedes me permiten la rebeldía, yo me niego a creer en lo que podemos considerar el clásico prototipo de líder: formado, comunicador, carismático, simpático, empático,asertivo; otros cuantos adjetivos calificativos homologados por la Harvard Business School. En mis doce años de experiencia profesional he visto grandes empresarios, que además eran grandes líderes de muy distinto tipo. La cuestión es que no identifico un conjunto de actitudes o unas características personales comunes al líder. Pero, ¿qué es ser líder?. Éste es un artículo cargado de subjetividad, por tanto no busco la definición perfecta, sino la esencia, esas cualidades que deben tener en común los buenos líderes. Me pregunto: ¿Qué capacidades tienen las personas que hacen funcionar las cosas?, y en relación a un equipo de trabajo, ¿qué hace que las personas crean en un proyecto y se dejen guiar por otra, dando lo mejor en su tarea?.

Para ello, quizás tengamos que preguntarnos: ¿Qué os motiva a cada uno en vuestro trabajo?, me diréis: el reto profesional, el buen ambiente, el sueldo, etc. Todo ello es importante, pero sobre todo y más en los tiempos que corren, ¿nos os motiva que la empresa funcione?, esa sensación de que somos los mejores en lo nuestro y nadie puede hacerlo mejor, la sensación de ¡esto marcha!. Para
mí, lo más importante es que la organización funcione,  si no, todos sabemos que tarde o temprano el barco se hunde, y queremos a la persona que nos llevará sanos y salvos a puerto.

Después de esta aproximación, sigo sin dar con el perfil de líder perfecto y puede que no lo haya. Podría haber distintos “estilos de liderazgo” o mejor dicho, distintos estilos de personas que lideran, en función de sus capacidades, educación y experiencia. Creo que el líder incluso podría tener perfil bajo, alguien que no llama la atención, alguien que no destaca por su carisma o por su comunicación, alguien humilde, pero sin embargo sabe hacer funcionar las cosas, no acepta proyectos que no va a poder desarrollar, pero cuando lo hace, tiene éxito. Todo el que le conoce o ha trabajado con él le seguiría y querría formar parte de su equipo, porque sabe poner todo su empreño en el objetivo y sacarlo adelante. Además, todos están seguros de que lo va a hacer de una manera honrada y justa con sus compañeros, de manera que su éxito va a beneficiar a todo el equipo.

Enrique de Hoyos

Vicepresidente de AJE Málaga y promotor de TD Sistemas

Categorías: 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.